3 habilidades esenciales para la gestión del tiempo

Gestión de Tiempo

Sin importar el tipo de personalidad tengas, la gestión del tiempo es esencial para lograr la vida que quieres. Bien hecho te puede ayudar a estar enfocado, con energía y en armonía.

Hoy quiero proponerte una reflexión sobre las habilidades más importantes para hacerlo con éxito.

Para algunas personas la gestión del tiempo, se parece a fechas límite imposibles, listas de tareas que nunca terminan, ansiedad y corre corre.

Para otros, un propósito de fin de año, que incumplen en febrero.

La gestión del tiempo es una de las destrezas más importante para alcanzar nuestras metas; también de las más difíciles de cultivar.

Los consejos, tienden a ser de ajustes aquí y allá que te harán más efectivo.

También hay un énfasis muy grande en planear, pero no tanto cómo ponerlo en práctica en la realidad.

En este artículo quiero analizar una visión que me parece más aterrizada sobre la gestión del tiempo como un proceso, más que una serie de “hacks” y las 3 habilidades más importantes para ponerlas en práctica.

Una visión alternativa de la gestión del tiempo

Quiero proponerte esta definición, que me gusta sobre la gestión del tiempo:

“Es un proceso de toma de decisiones, que estructura, protege y ajusta el tiempo personal al cambio de condiciones del entorno.”

Por tanto, la gestión del tiempo es vista como un proceso y no algo que hacemos de vez en cuando.

Su propósito es organizar la toma de decisiones cotidiana, ajustando continuamente nuestras prioridades a las realidades que vives.

Por ejemplo, cuando cambia tu vida con un hijo o una nueva oportunidad laboral. Es necesario hacer ajustes.

En este sentido es una herramienta que nos mantiene enfocados en el mediano y largo plazo, hacia nuestros objetivos.

También le da espacio a acomodarnos a las realidades del día a día.

Esta concepción plantea unas habilidades diferentes, más allá de la disciplina y fuerza de voluntad, que aceptémoslo, es débil por nuestra naturaleza humana -o al menos en la mía 😉-.

Tres habilidades para mejorar cómo gestionas el tiempo

Pensar en habilidades, es una forma útil de mejorar la manera en que gestionamos nuestro tiempo. Pues es algo que no depende de nuestra personalidad, sino que lo podemos aprender, generando hábitos.

Estas son las 3 habilidades esenciales para desarrollar un mejor gestión del tiempo:

Consciencia:

Esta habilidad es la capacidad de pensar de manera realista sobre el tiempo, al comprender que es un recurso limitado.

Esto abarca entender nuestros flujos de energía, por ejemplo, a qué hora nos concentramos mejor y cuando estamos más sociales.

También es el entendimiento de los factores que elevan esos niveles de energía y lo que los frena. Por ejemplo es entender, cuándo procrastinas.

Otro de los elementos de la consciencia, es el conocimiento del tiempo real que nos lleva realizar las tareas del día a día.

Hay personas a quienes les gustan hacer múltiples tareas al tiempo, otros procrastinan un poco más de lo normal, otros son demasiado orientados a la acción y no planean. Evalúa cómo te comportas.

Para desarrollar esta habilidad puedes:

  • Encontrar tus momentos de mayor energía durante el día
  • Tratar al tiempo como si fuera dinero
  • Cronometrar tus tareas
  • Comparar tus pronósticos de terminación de los proyectos con la realidad

Alineación:

Esta segunda habilidad, se refiere a diseñar y organizar tus objetivos, planes, horarios y tareas para utilizar el tiempo de manera efectiva.

Esta es la que más comúnmente asociamos a las técnicas de manejo del tiempo, pues consiste en organizar, evaluar y prioridad a nuestras acciones.

Se realiza a través de la definición de objetivos, proyectos, tareas, también la alineación de nuestros planes con los compañeros, superiores, proveedores y clientes.

Para desarrollar esta habilidad puedes:

  • Plantear prioridades y objetivos
  • Anticipar actividades y compromisos
  • Evitar el modo “apaga incendios” constante
  • Usar un calendario
  • Agendar tiempo para tu trabajo y tu vida

Adaptación:

Es controlar el uso del tiempo mientras realizas actividades, se incluye el ajustarnos a las interrupciones o el cambio de prioridades.

En la gestión del tiempo, no estamos solos. Trabajamos con otros y también con sus prioridades, que muchas veces pueden generar un impacto personal importante en las nuestras.

Por otro lado, los cambios en el entorno, nos exigen flexibilidad para ajustar nuestros objetivos y los proyectos que realizamos a las prioridades que fijamos para nuestra vida.

Esta es la habilidad de adaptación, muy relacionada con ser flexibles, manteniendo el foco.

Para desarrollar esta habilidad puedes:

  • Hacer seguimiento a tus hábitos
  • Experimentar con nuevas prácticas alienadas a tus preferencias de trabajo
  • Buscar acuerdos de trabajo con tus compañeros y clientes
  • Realizar seguimiento a tus metas regularmente
  • Consignar y aplicar tus mejores prácticas y aprendizajes

¿Cómo poner tus habilidades a trabajar para ti?

Lo primero es que evalúes cómo te como te comportas frente a estas tres habilidades.

Para esto busca retroalimentación sobre tus comportamientos frente a la gestión del tiempo, date espacios para la reflexión personal y analiza de cada habilidad que tanto se ajusta a lo que haces a diario.

Lo segundo es que reconozcas cuáles son tus preferencias de trabajo.

Por ejemplo, puedes ser muy proactivo, pero a su vez te cuesta ser consciente de tus hábitos. Entonces la idea es identificar el tipo de prácticas que te pueden costar más.

Finalmente has un mapa de habilidades a mejorar. Aquí vas analizar, que tipo de prácticas podrías ser más efectivas para ti y darles prioridad.

Este planteamiento te ayudará a entenderte mejor y poder poner en práctica un mejor manejo del tiempo, que te ayude a lograr tus objetivos y vivir mejor.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *