5 pasos para manejar el estrés hoy mismo

5 pasos para manejar el estrés hoy mismo

El estrés es parte propia de la vida, pues siempre enfrentamos retos y cambios. Nos motiva a movernos.

Sin estrés la vida es aburrida.

Es la forma en que nos adaptamos para tomar acción sobre lo que percibimos como un cambio.

En este estado, el cerebro procesa lo que percibe más rápidamente.

Cuando estamos estresados, la audición y la visión se vuelven más agudas. La frecuencia cardíaca, la respiratoria y la presión arterial aumentan.

En principio es positivo ¿Cierto?

El estrés y el rendimiento

El asunto es cuando el estrés es crónico, limita nuestra capacidad mental. Es en ese momento necesario tomar acción.

Esta gráfica muestra la relación entre rendimiento y estrés:

Image result for Yerkes-Dodson ley

Ley de Yerkes-Dodson

Hay un estado óptimo de estrés, que nos hace desempeñar mejor, pero más allá de este rendimos menos y nuestra salud corre riesgo.

El estrés de la tecnología

El mundo actual nos ofrece retos adicionales, que nos hacen sentir estresados.

Por ejemplo, ¿Cuántas veces has revisado tu celular hoy?

Estudios muestran que 52 veces por día en promedio.

Hoy tenemos más información y distracciones disponibles que nunca antes. 

Miles de personas hablando, ruido por montones.

Mostrando ideales de perfección que no existen.

Eso sumado a los retos naturales de la vida hacen que estar estresado y ansioso, sea más frecuente.

La pregunta es:

¿Cómo tomar decisiones y adaptarnos en las realidades difíciles y complejas del presente?

Entendiendo si estás estresado más allá de tu nivel optimo

Es útil entender si tu grado de estrés te ayuda o te limita.

Estos son los signos para identificar un grado de estrés dañino:

¿Te sientes identificado con algunos de estos síntomas?

Pues son más frecuentes de lo que imaginamos.

Por ejemplo, 37% de los trabajadores dicen haber tenido dolores de cabeza en el último mes, relacionados con el trabajo.

5 Pasos para manejar tu estrés

¿Cómo afrontar estar estresado más allá de tu nivel óptimo?

Quiero proponerte una forma de manejar el estrés, para que puedas retomar tu energía y tu capacidad mental.

1.      Toma una pausa

El primer paso para enfrentar el estrés es calmarnos.

Si seguimos en modo emergencia, no podemos determinar qué está sucediendo dentro de nosotros.

Por tanto, toma una pausa.

Si puedes buscar un lugar apacible, mejor aún.

Cuenta hasta 10 – o lo necesario – para que estés tranquilo.

2.      Revisa tu cuerpo y tus sentimientos

Una vez estés en un estado de calma para continuar, lo mejor es que hagas consciencia de cómo se expresa el estrés en ti.

Normalmente tendemos a subvalorar el estado de nuestras emociones.

El cuerpo nos habla y es bueno escucharlo.

Adopta una postura de observador, cómo si no estuvieras en tu cuerpo e identifica dónde sientes el estrés

¿Son nudos en la espalda o dolor en el estómago?

Ahora etiqueta tus estados emocionales

Puedes decir:

Siento el peso de la responsabilidad en mi espalda o me siento ansioso en el estómago.

Si lo escribes mucho mejor.

3.      Identifica qué puedes controlar y qué no

El siguiente paso es pensar: ¿Qué es lo peor que podría pasar en esta situación?

Escribe los pensamientos como aparezcan sin juzgarlos.

Por ejemplo: Me van a despedir y no voy a poder pagar la cuota del apartamento.

Con esta información, reflexiona si estos pensamientos son reales o una exageración de tu mente.

Si son reales, necesitas hacer algo al respecto.

Si no lo son, ponlos en contexto. Están ahí para protegerte.

4.      Amplia tu visión de la situación

Estar estresado limita nuestra perspectiva para proponer soluciones novedosas.

Hazte la siguiente pregunta:

¿Hay alguna manera de ver lo que te estresa como una oportunidad de crecimiento?

Así podrás redirigir la energía de tu cerebro para dominar la situación estresante.

Para mejorar tu motivación y efectividad.

5.      Crea un plan y toma acción

Entendiendo lo que puedes controlar y teniendo una visión más amplia del problema, crea un plan.

Los planes son buenas herramientas, para organizar los pensamientos en acciones que puedas cumplir.

Ahora puedes redirigir tu energía a la acción y menos a la ansiedad.

Aprovecha lo mejor del estrés

En lugar de enfocarte en evitar estar estresado, concéntrate en lo que puedes obtener de la situación.  

La meditación y la actividad física, también son herramientas importantes para manejar mejor el estrés.

Piensa también, que estas creciendo y aprendiendo a manejar mejor una situación que siempre vas a vivir: Estar estresado.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *